miércoles, 16 de enero de 2013

He dejado de creer en los milagros.

"A veces se me olvida que sólo soy espectador". A veces la ilusión, la creencia, incluso una fe ciega por algunas personas te hacen despegar los pies del suelo y creer que puedes volar. "A veces las canciones se convierten en ceniza".

Ya hace años decidí que, el estar en la cuerda floja, el pensar que puedo volar a pesar de la ausencia de alas, el creer hasta el último momento en todos los imposibles habidos y por haber, pasaría a formar parte de mi forma de vivir.

Me pareció tan noble aquello de hacer caso al corazón... Y por aquel entonces nadie me habló de las consecuencias( si lo hicieron era demasiado joven como para hacer caso a algo que pudiera impedir mis propósitos)... que caí en el error de enamorarme.

Es bonito el instante en que crees que encuentras a "LA PERSONA", comienzas a creer en ella, en sus promesas. Crees en esa persona ¿acaso no hay motivos para hacerlo? ¿acaso el amor no es suficiente como para perdonar cada vez que incumple una de sus promesas? ¿acaso no aprendiste a pensar que puedes volar?

Pues no amigo, te equivocabas, en ese momento esa persona desaparece como un huracán, destrozándote a ti y todo lo que puede mientras huye de tu vida dejándote a oscuras. Dejando atrás todas esas promesas rotas, todo lo que juró...

Y dudas de todo, y se clava en ti porque todo te parecía tan real. Y es entonces cuando maldices tantas promesas, tantos "para siempre". Y dejas de creer en todo eso, en cualquier persona que se pueda atrever a pronunciar palabras similares. Dejas de buscar que te prometan amor eterno para tratar de encontrar alguien que tan solo te jure que CADA momento vivido ha sido algo REAL. Tratando de evitar que si algún día esa persona desaparece, a la amargura de esa ruptura se sume la amargura de no saber si lo que has vivido ha sido una mentira.

Llegando al pensamiento último de saber que no hay nadie para ti. Y que aunque te consideres alguien romántico, que daría lo que fuese por la persona a quien quiere, debes dejar de creer en el amor. Debes dejar de creer en los milagros...

2 comentarios:

  1. Todas las frases que dices me recuerdan tanto a muchos de mis pensamientos.. Primero, creer que a veces lograbas incluso volar, que esa persona era para tí y que juntos podrías con todo.. Después, su huída hacia ninguna parte, tu oscuridad, tu vacío.. Y finalmente, los recuerdos que ya ni siquiera sabes si son verdad.. Eso es lo que más llega a destrozarte... no saber si fue verdad o tan solo una mentira más..

    Pero sabes? Una vez leí una frase... y aún intento quedarme con ella: "Quizá caiga una estrella"... Quien sabe, no te des por vencido :)

    un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre queda un rayo de esperanza, ¿no?
      Con permiso te tomo la frase, me gusta... Quizá caiga una estrella...

      Eliminar