jueves, 16 de enero de 2014

...

¿Sabéis esa sensación de darlo todo por una persona hasta quedarse vacío? ¿Sabéis esa sensación de seguir siempre adelante a pesar de todo? ¿Sabéis esa sensación de haber olvidado el camino?

Os prometo que cada día entiendo menos como funciona todo esto... Me empiezo a cuestionar todo lo aprendido durante el camino. ¿De veras merece la pena seguir luchando por alguien que sabes que te va a decepcionar una, y otra, y otra vez...?

Mientras escribo estas palabras tengo su mirada clavada en mí. ¿Cómo sigo ocultando que me esta destrozando por dentro? El dolor ya es tan grande que supera a cualquier atisbo de esperanza. Cualquier cosa bonita por pequeña que fuese ha desaparecido, o quedado oculta tras los estragos del dolor.

Cuesta escribir estas palabras sin que se llenen los ojos de lágrimas.

Es cierto que yo también he hecho cosas mal. Hoy mismo he perdido el control de una forma que jamás hubiera imaginado. Y me arrepiento enormemente. Pero... yo nunca elegí que me mintiesen, yo no he creado esta desconfianza que reina dentro de mí, y que se apodera de mis actos cada vez que quiere.

¿Y lo peor? Todo ha ocurrido hoy, cuando llevo días aguantando el peso de los dos, sus malos modos, sus malas caras, y todo el dolor que a veces me hace sin darse cuenta. ¿tanto le costaba hoy ser capaz de aguantarme en algo? Después de todo... ¿No me merezco yo ese respiro igual que ella lo ha tenido estos días?

En fin, creo que lo mejor es dejar de escribir. Volver a la realidad donde finjo ser feliz, donde toca esconder todas estas lágrimas, y donde me sigo alejando de lo que un día fue el sueño de "un amor verdadero".

viernes, 9 de agosto de 2013

...

Descubrir que ella (princesa) ya había empezado por un para siempre con otro (su príncipe), y otras maneras de morir por dentro.

miércoles, 10 de julio de 2013

Sin timón ni timonel.

Mentiras.

Algunas ganan juicios. Otras ocultan las más maravillosas verdades del universo. A veces tratan de hacer desaparecer algo dañino. La mayoría son "media verdad al revés". 

Pero en el amor las mentiras son siempre crueles. Casi siempre nos despojan de la confianza que habíamos depositado en la otra persona. A menudo llegan a crearnos una sensación de decepción, en parte por que esa persona nos ha fallado, en parte por que nos sentimos "idiotas" por haber confiado una vez mas.
Es entonces cuando decides que no vas a esperar nada, de nadie, nunca más, y así te ahorras decepciones ¿Pero es eso realmente posible?

Confianza, para mí la base de cualquier relación. Pero... ¿como seguir adelante cuando se quiebra esa confianza? ¿Como superar el vacío que arrastramos por dentro al no saber que parte de lo vivido ha sido verdad y que parte no? ¿Cuantas más cosas han podido ser mentira?

¿Como puede vivir esa persona tranquila, mientras tu cabeza no para de debatirse entre "solo ha sido una pequeña mentira" y "cuantas mentiras más me habrá contado"?

Supongo que mientras la brisa del mar cubre tu noche, yo tendré que seguir aquí, una vez más preguntándome ¿por qué?